Bruselas publica su estrategia de Mercado Único Digital


comision europea

La Unión Europea avanza hacia unas reglas únicas para el sector TIC europeo. Bruselas publicó esta semana su estrategia para unir el mercado digital y hacer frente así a la pujanza de EE UU, que tiene el 54% de la cuota del sector virtual. El Ejecutivo de la UE propone 16 estrategias que abarcan desde normas comunes de contratación a un sistema de nube europeo. El objetivo es que sea una realidad en 2016, pero para lograrlo, la propuesta debe superar un largo camino a través de las instituciones europeas.

Las líneas principales de la estrategia son:

  • Armonización contractual: La Comisión quiere armonizar las normas de contratación entre empresas y consumidores online. Se trata tanto de bienes físicos como de consumo: un libro electrónico, por ejemplo, o una aplicación.
  • Facilitar la distribución de productos y servicios: El 62% de las compañías europeas afirma que existen demasiadas barreras para poder distribuir en otros países de la UE.
  • Eliminación de barreras transfronterizas: El Ejecutivo comunitario quiere eliminar las fronteras digitales injustificadas a la hora de consumir contenido de un país a otro.
  • Aumentar la competencia electrónica: En su afán por hacer un mercado más competitivo donde las pequeñas y medianas empresas puedan operar, la Comisión investigará el sector del comercio electrónico en búsqueda de posibles prácticas anticompetitivas o de abuso de poder. Además, en relación con los buscadores, aplicaciones y medios de comunicación, también se ha fijado como objetivo prioritario determinar y regular la relación entre las plataformas digitales y sus proveedores, y quiere controlar si la promoción de sus propios contenidos pone en desventaja a sus competidores.
  • Creación de un copyright europeo: La hoja de ruta incluye también crear un copyright a nivel europeo para finales de 2015 y para ello facilitará la expedición de licencias de derechos.
  • IVA unificado: Este es probablemente uno de los puntos más delicados de la propuesta, porque atañe a un tema fiscal sobre el que existe mucha disparidad en la UE: el IVA. El objetivo es lograr armonizarlo para el comercio digital.
  • Intercambio de datos y ciberseguridad: Bruselas quiere reforzar el intercambio de datos en el territorio digital comunitario, un asunto cuya directiva debería estar lista a finales de año. El tema es espinoso y ha recibido muchas críticas. Por eso la Comisión, en esta estrategia de mercado único digital, dice que se asegurará de que se respeta la privacidad con más ciberseguridad en la red.
  • Digitalizar sectores económicos existentes: Bruselas, más allá del comercio digital, quiere animar a otros sectores de la economía a entrar en el mundo digital, en especial la sanidad, la energía o el transporte.

¿COMO VAN A AFECTAR ESTAS MEDIDAS?

Consumidores. La comisión cree que, tras la aplicación de las medidas anteriores, los consumidores estarán más protegidos a la hora de comprar por Internet y tendrán u abanico más amplio en las ofertas al haber entrado al mercado más compañías.

Pymes y ‘start-ups’. Con medidas como la eliminación del bloqueo geográfico, la Comisión pretender facilitar la entrada en el sector a pequeñas empresas.

El sector creativo. Con la unión digital, el mercado no solo se amplía y diversifica sino que se facilita la compraventa entre los 28 países de la UE. Habrá, según Bruselas, unas reglas más justas para todas las partes, incluyendo las intermediarias, mediante el control de la protección del copyright en todo el territorio comunitario.

Industria. Tendrán ahora un camino más regulado a la hora de operar sin incurrir en ilegalidades y existirá más competencia. Habrá inversión pública para desarrollar un programa de ciberseguridad del que se beneficiaría la industria digital. Y, por último, la Comisión opina que se elevarán los estándares en cuanto a la interoperabilidad, la velocidad y la innovación digital.

¿COMO NOS AFECTA A LOS PROFESIONALES ESPAÑOLES?

Tal y como sostiene este Colegio Profesional desde hace mucho, Bruselas no sólo no pretende liberalizar las TIC eliminando todo tipo de reglas, sino que avanza hacia un entorno mucho más regulado y controlado ya que un marco legal estable y claro es fundamental para cualquier sector de negocio. Por ello la Comisión entiende como regulada en España la ingeniería técnica en informática y pide explicaciones al Gobierno de España por ello.