Directiva Europea de armonización de actividades profesionales y profesiones reguladas


Publicada la Directiva Europea de armonización de actividades profesionales y profesiones reguladas

El pasado 9 de Julio se publicaba en el BOE la Directiva (UE) 2018/958 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 28 de junio de 2018, relativa al test de proporcionalidad antes de adoptar nuevas regulaciones de profesiones, en la búsqueda de la armonización de las actividades profesionales y profesiones reguladas en el Mercado Interior Europeo.

En ausencia de disposiciones específicas en el Derecho de la Unión que armonicen los requisitos de acceso a una profesión regulada o su ejercicio, compete a los Estados Miembros decidir si regular una profesión y de qué manera, dentro de los límites de los principios de no discriminación y proporcionalidad.

La Directiva tiene como objetivo establecer normas aplicables a las evaluaciones de proporcionalidad que los Estados miembros deben realizar antes de introducir nuevas regulaciones profesionales, o de modificar las existentes, para garantizar el buen funcionamiento del mercado interior, a la vez que se garantiza la transparencia y un nivel elevado de protección de los consumidores.

Cuando el acceso a actividades por cuenta propia o ajena y su ejercicio estén supeditados al cumplimiento de determinados requisitos relacionados con cualificaciones profesionales específicas será necesario garantizar que dichos requisitos estén justificados por objetivos de interés público, a saber, orden público, seguridad y salud públicas, o por razones imperiosas de interés general, como: la preservación del equilibrio financiero del régimen de seguridad social; la protección de los consumidores, de los destinatarios de servicios, también mediante la garantía de la calidad de los trabajos de artesanado, y de los trabajadores; la garantía de una buena administración de justicia; la garantía de la equidad de las transacciones comerciales; la lucha contra el fraude y la prevención del fraude fiscal y la evasión fiscal, y la salvaguardia de la eficacia de la supervisión fiscal; la seguridad en el transporte; la protección del medio ambiente y del entorno urbano; la sanidad animal; la propiedad intelectual; la protección y conservación del patrimonio histórico y artístico nacional; los objetivos de política social; y los objetivos de política cultural.

La Directiva tiene en cuenta también los avances científicos y tecnológicos, y busca el buen funcionamiento del mercado interior, también por lo que respecta al entorno digital. A la vista de la velocidad a la que se producen los cambios tecnológicos y los avances científicos, la actualización de los requisitos de acceso podría revestir especial importancia para una serie de profesiones, especialmente en caso de servicios profesionales prestados por vía electrónica.

Valoración del CPITIA de la nueva norma

“Desde el CPITIA valoramos muy positivamente esta nueva norma, ya que viene a clarificar los criterios para decidir regular una profesión o no, criterios que por lo demás la profesión de ingeniería técnica en informática cumple sobradamente” – Indica Pedro De La Torre, Decano del CPITIA.

“Está meridianemente claro lo mucho que afecta nuestra profesión a la seguridad de las personas, habiéndose incluso establecido por Ley que el Sector TIC es fundamental para la Seguridad Nacional. Así mismo se hace necesario regular de forma urgente nuestra profesión para proteger a consumidores y destinatarios de los servicios, asegurar la calidad de los trabajos, y la protección de los trabajadores del Sector TIC español, donde impera la precariedad y el cortoplacismo.” – señala De La Torre.

“Es notorio y manifiesto que la profesión de ingeniería técnica en informática debe regularse, dotando además a ese marco regulatorio de la necesaria flexibilidad, dada la velocidad con la que tienen lugar los cambios en el entorno digital. España no puede esperar otros 10 años para regular la ingeniería técnica en informática. La regulación es urgente y si no se adoptan medidas concretas en el ámbito de la informática en un breve espacio de tiempo, no descartamos apostar decididamente por la vía judicial frente a la vía del diálogo” – concluye De La Torre.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 3 =