Nueva denuncia a falso perito informático por intrusismo profesional

Denuncia a falso perito informático por intrusismo profesional

Nueva denuncia a perito informático sin titulación por intrusismo profesional

El pasado día 8 de Mayo, Pedro J. De La Torre Rodríguez, Decano del Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos en Informática de Andalucía, y Javier Rubio Alamillo, Vicedecano del Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos en Informática de Castilla La Mancha, procedieron a interponer denuncia en el Juzgado de Guardia de Almería contra otro perito informático sin titulación, por delito de intrusismo profesional, penado con hasta 2 años de prisión y multa de 22.000€.

Los hechos

En fecha de 12 de septiembre del año 2018 el denunciado elaboró un informe sobre alteración, ocultación o actividad informática supuestamente perjudicial para una organización en la que trabajaba el investigado en las Diligencias Previas nº 58/2018 que se seguían en el Juzgado de Instrucción nº 1 de Almería, hechos que podrían haber ocurrido entre el 1 de octubre de 2015 y el 18 de diciembre del año 2017.

El anterior informe emitido fue contraperitado en fecha de 13 de diciembre del año 2018 por supuestos daños informáticos por ambos denunciantes, poniendo de manifiesto los daños y perjuicios que el informe del denunciado podría haber causado por la falta de profesionalidad y manifiesta impericia.

Así mismo, el denunciado fue designado por el juzgado como perito informático titular sin haber recurrido con anterioridad al listado de peritos informáticos del CPITIA facilitado a los juzgados. Hay que recordar que la normativa vigente otorga preferencia al listado de un colegio profesional.

Por último, en el momento de su designación el denunciado estaba siendo objeto de proceso de instrucción penal por supuesto delito de estafa procesal, el cual sigue en marcha hoy día, lo que es motivo de recusación como perito judicial, aspecto negado en su informe por el denunciado.

El delito de intrusismo profesional

El delito de intrusismo profesional está tipificado por el artículo 403 del Código Penal:

“1. El que ejerciere actos propios de una profesión sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente, incurrirá en la pena de multa de doce a veinticuatro meses. Si la actividad profesional desarrollada exigiere un título oficial que acredite la capacitación necesaria y habilite legalmente para su ejercicio, y no se estuviere en posesión de dicho título, se impondrá la pena de multa de seis a doce meses.

2. Se impondrá una pena de prisión de seis meses a dos años si concurriese alguna de las siguientes circunstancias:

a) Si el culpable, además, se atribuyese públicamente la cualidad de profesional amparada por el título referido.

b) Si el culpable ejerciere los actos a los que se refiere el apartado anterior en un local o establecimiento abierto al público en el que se anunciare la prestación de servicios propios de aquella profesión.”

Obligatoriedad de poseer titulación oficial para actuar como perito informático ante los tribunales de justicia

El artículo 340 de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece los requisitos para ser perito informático, con carácter general, y poder actuar ante los tribunales de justicia. Los peritos informáticos deberán poseer el título oficial que corresponda a la materia objeto del dictamen y a la naturaleza de éste. Sólo en el caso de materias que no estén comprendidas en títulos profesionales oficiales, los peritos podrán ser nombrados entre personas entendidas en esas materias. No es el caso de informática, cuyos títulos oficiales tienen ya 40 años.

Así mismo, el artículo 457 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, abunda sobre la materia: “Los peritos pueden ser o no titulares. Son peritos titulares los que tienen título oficial de una ciencia o arte cuyo ejercicio esté reglamentado por la Administración. Son peritos no titulares los que, careciendo de título oficial, tienen, sin embargo, conocimiento o prácticas especiales en alguna ciencia o arte”. Por lo tanto, en un proceso penal un no titulado sólo puede intervenir como perito no titular

Conviene así mismo, tener claro qué entiende nuestro ordenamiento jurídico por “título oficial”. Por un lado, viene definido en el Artículo 3 del Real Decreto 1393/2007, por el que se establece la ordenación de las titulaciones universitarias oficiales:

Los títulos oficiales serán expedidos, en nombre del Rey, por el Rector de la Universidad en que se hubiesen concluido las enseñanzas que den derecho a su obtención, de acuerdo con los requisitos básicos que respecto a su formato, texto y procedimiento de expedición se establezcan por el Gobierno, previo informe del Consejo de Universidades.

Flagrante delito de intrusismo profesional

Como se demuestra en la denuncia practicada, es falso que el denunciado posea el título de Ingeniero Informático por la Universidad de Sevilla, tal y como refleja en su perfil de Linkedin. Este hecho quedó demostrado en otro procedimiento judicial en el que quedó patente que el denunciado sería únicamente técnico informático en administración de redes, aspecto éste hoy día también sin acreditar. Dicha titulación no cualificaría para tasar económicamente un portal web ni para estudiar en calidad de experto su diseño e instalación.

Así mismo se demuestra que el referido Máster de Informática Forense y Peritaje Informático de la UDIMA es un título propio de esta universidad, no siendo una titulación oficial, por lo que no habilita para actuar como perito informático en el proceso judicial denunciado. De hecho, el citado título no está firmado por el Rector de la UDIMA en nombre del Rey.

Cobertura de la ANTPJI al intrusismo profesional

Es éste un nuevo caso de intrusismo profesional en el ámbito del peritaje informático que tiene como protagonista a  un miembro de la Asociación Nacional de Tasadores y Peritos Judiciales Informáticos (ANTPJI). Ya ha habido sentencias judiciales invalidando un peritaje informático de un miembro de ANTPJI por carecer su autor de titulación oficial en informática, en concreto la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid – Sección nº 04 de lo Social, procedimiento de Recurso de Suplicación 369/2017 relativo a la sentencia 918/2016 del Juzgado de lo Social nº 22 de Madrid. Incluso hay sentencias que desestiman periciales informáticas del denunciado por manifiesta impericia y por no acreditar la debida cualificación.

El último caso mediático está teniendo lugar en Mijas (Málaga), donde un perito informático miembro de ANTPJI ha sido denunciado por estafa al carecer éste de titulación oficial de informática, indicando públicamente este falso profesional, que únicamente se requiere experiencia profesional, y no título universitario.

Por todo ello, el Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos en Informática de Andalucía, va a poner todos estos hechos en conocimiento de la Fiscalía para que inicie una investigación de oficio sobre la posible cobertura de ANTPJI de actividades que afectan muy gravemente el correcto funcionamiento de la Administración de Justicia.

Valoración del CPITIA

“Reitero nuevamente que estamos ante hechos de máxima gravedad, toda vez que actuar como perito informático ante un tribunal de justicia sin poseer titulación oficial no sólo es un delito, sino que afecta gravemente el correcto funcionamiento de la Administración de Justicia: los dictámenes periciales condicionan, y mucho, la sentencia emitida por un tribunal, afectando directamente a los ciudadanos” – señala Pedro J. De La Torre, Decano del CPITIA.

“Es un delito actuar como perito informático, sea su designación judicial o de parte, sin poseer una titulación oficial de informática, igual que es un delito publicitarse con una cualificación profesional que no se posee. Vamos a ser inflexibles ante estos casos.” – comenta De La Torre.

“Además, hay indicios de que este tipo de comportamientos están siendo auspiciados conscientemente desde una asociación, la ANTPJI, que admite como peritos informáticos a personas sin titulación oficial y las inscribe en las listas de peritos informáticos remitidas a los juzgados de toda España. También estarían asumiendo competencias propias de los colegios profesionales, otorgando visados y calificando a sus miembros como colegiados” – indica De La Torre.

“En próximas fechas pondremos todo el asunto en manos de la Fiscalía y solicitaremos sendas reuniones con responsables políticos de Andalucía para poner freno inmediato a este tipo de prácticas. En este caso, el falso perito fue incluso designado por un tribunal de justicia andaluz, lo que es gravísimo. Se trata del segundo caso denunciado en menos de un mes.” – concluye De La Torre.

Denuncia judicial practicada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 − tres =