Nace la Escuela de Práctica Profesional del CPITIA

Nace la Escuela de Práctica Profesional del CPITIA

Nace la Escuela de Práctica Profesional del Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos en Informática de Andalucía

En el día de hoy ha dado comienzo la andadura de la Escuela de Práctica Profesional del Colegio Profesional de Ingenieros Técnicos en Informática de Andalucía (CPITIA), primera de España en el ámbito de la ingeniería técnica en informática.

La Escuela de Práctica Profesional Informática del CPITIA se constituye con el objetivo de formar en el ejercicio de la profesión de ingeniero técnico en informática, en sus distintas vertientes, ofreciendo a los profesionales colegiados las técnicas y conocimientos que precisen para el desarrollo de su actividad profesional, por cuenta propia o ajena, así como guía práctica a los precolegiados que estén cursando estudios universitarios conducentes al ejercicio profesional.

Misión y Funciones de la Escuela de Práctica Profesional

La misión de la Escuela de Práctica Profesional Informática será la de proporcionar una formación práctica en el ejercicio de la ingeniería técnica en informática a todos aquellos titulados universitarios incorporados a cualquiera de los distintos colegios profesionales de ingeniería técnica en informática del territorio nacional, con especial atención a los profesionales andaluces. También será misión de la Escuela ofrecer orientación y guía en su futura práctica profesional a aquellos estudiantes precolegiados en cualquiera de los distintos colegios profesionales de ingeniería técnica en informática del territorio nacional, con especial atención a los estudiantes andaluces.

La función principal de la Escuela de Práctica Profesional será la de aportar conocimientos y guía que permitan a los ingenieros técnicos en informática ofrecer a sus clientes en particular, y a la sociedad en general, el máximo conocimiento y profesionalidad en:

  1. La redacción y firma de proyectos que tengan por objeto la construcción, reforma, reparación, conservación, demolición, fabricación, instalación, montaje o explotación de bienes muebles o inmuebles en sus respectivos casos, tanto con carácter principal como accesorio, siempre que queden comprendidos por su naturaleza y características en la técnica propia de la ingeniería técnica en informática.
  2. La dirección de las actividades objeto de los proyectos a que se refiere el apartado anterior, incluso cuando los proyectos hubieren sido elaborados por un tercero.
  3. La realización de mediciones, cálculos, valoraciones, tasaciones, peritaciones, estudios, informes, planes de labores y otros trabajos análogos que queden comprendidos por su naturaleza y características en la técnica propia de la ingeniería técnica en informática.
  4. El ejercicio de la docencia en sus diversos grados en los casos y términos previstos en la normativa correspondiente.
  5. La dirección de toda clase de industrias o explotaciones y el ejercicio, en general respecto de ellas, de las actividades a que se refieren los apartados anteriores.

Acciones formativas de la Escuela de Práctica Profesional

Las acciones formativas a realizar en el seno de la escuela podrán ser:

  • Cursos propios: Cursos, Másters y análogos, diseñados por la propia Escuela.
  • Cursos externos: Cursos, Másters y análogos, diseñados por terceros, con o sin la participación de la Escuela, y vinculados a la misma mediante acuerdos de colaboración o análogos suscritos por CPITIA.
  • Seminarios y ponencias: Sesiones formativas de menos de 8 horas impartidos en un mismo día.
  • Ciclos de conferencias: Conjunto estructurado de seminarios y ponencias a celebrar durante distintos días, compartiendo una temática y objetivos comunes.

La docencia de los distintos seminarios, cursos y ciclos de conferencias correrá a cargo, de forma preponderante, de profesionales de la ingeniería técnica en informática colegiados y expertos en las distintas materias, los cuales aportarán su guía y su conocimiento.

Valoración del CPITIA

“Hace tiempo que venimos notando una importante brecha entre lo que se imparte en las Escuelas de Informática de las universidades españolas y lo que realmente necesitan los profesionales en su día a día. Al objeto de reducir esta Brecha Profesional ha nacido la Escuela de Práctica Profesional del CPITIA, muy inspirada en las Escuelas de Práctica Jurídica existentes en los distintos colegios de abogacía de España” – comenta Pedro De La Torre, Decano del CPITIA.

“El objetivo no es otro que hacer de los profesionales colegiados los más atractivos para las empresas del sector, tanto por las garantías jurídicas que aporta el profesional colegiado como por sus conocimientos concretos en la práctica profesional. Tanto es así que no se admitirá en ningún curso o seminario a profesionales no colegiados” – indica De La Torre.

“Para conseguir esta importante meta, desde CPITIA nos vamos a apoyar tanto en profesionales expertos en sus respectivas áreas, como en Universidades, empresas de formación, Clústers Tecnológicos y otros Colegios Profesionales. El profesional colegiado debe aspirar a la excelencia y desde CPITIA queremos posibilitárselo, añadiendo una nueva razón de peso para que los profesionales del sector se colegien” – informa De La Torre.

“Desde CPITIA nos negamos a caer en la vorágine de cursos de especialización por doquier sobre materias que cambian cada pocos meses a fin de abastecer la demanda de personal técnico de ciertas empresas del sector TIC. Ello no significa que no se ofrezca formación en ámbitos punteros, sino que la misma se ofrecerá desde el punto de vista del ingeniero, no del mero técnico. Muestra de esta perspectiva son los actuales programas formativos que se ofrecen desde la Escuela, los cuáles buscaremos ampliar en materia tales como ética profesional, marca personal del ingeniero técnico en informática, marketing profesional, dirección de proyectos, y un larguísimo etcétera” – concluye De La Torre.

Web de la Escuela

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + cuatro =